{jcomments off}

Con el deseo de colaborar efectivamente para que los votantes de hoy se transformen en los electores del mañana y que el principio de que la soberanía reside en el pueblo sea una tangible realidad. Nuestra consigna: ¡Votar para elegir!

Visitanos

NOTA IMPORTANTE: Las propuestas que hacemos en este sitio solamente se pueden hacer realidad en democracia.

 

 

 

Las circunstancias por las que ha pasado el béisbol a lo largo de estos años en Turmero; han marcado su historia. Su práctica en el municipio ha superado múltiples intentos de despojarlo de sus instalaciones.

Hasta el año de 1952, los beisbolistas disfrutaron un terreno acondicionado para su  práctica, que se encontraba donde ahora está el Frigorífico Industrial Turmero, C.A. (FITCA); dicho terreno era municipal y fue vendido para su construcción, en pro del progreso industrial y de las necesidades de la época. Al quedar los deportistas sin lugar para jugar, se veían en la necesidad de trasladarse a los estadios ubicados en El Mácaro y en 19 de Abril. Posteriormente, se percatan de un terreno cerca del antiguo estadio, donde pueden practicar, pero debido a que éste pertenecía a la Hacienda “El Carmen” propiedad de Francisco “Pancho” Tosta y era parte de los potreros de la misma, deciden hablar con las autoridades del Concejo Municipal para consultar como pueden hacer para que les permitan limpiar y acondicionar ese terreno para jugar béisbol. Acuerdan designar una comisión para hacer la solicitud al propietario y éste donó una extensión de terreno de veintisiete mil metros cuadrados, aproximadamente; no obstante, si bien la donación fue pública y notoria, no quedó debidamente documentada. Inicialmente, acondicionan el terreno y construyen  tres estructuras: dos de hierro con techo de asbesto que hacían las veces de dogouts, y otra que servía de backstop, todo este terreno estaba delimitado por una cerca de palos y pelos de alambre.

En julio de 1960, durante la celebración de un torneo de béisbol categoría “A” (“Copa Ciudad de Turmero”), se inaugura con el nombre de Estadio Municipal “José Pérez Ramos”. En marzo de ese año había fallecido  Don Pancho Tosta, quién también había donado el área de terreno para la construcción de la Escuela Básica Nacional “José Rafael Revenga”. Algunas de sus propiedades, entre ellas el terreno donde se encontraba el estadio pasan a manos de personas ajenas a sus legítimos herederos. En la década de los 60 la empresa Polar dona la pizarra y es debidamente instalada. Para el año de 1966, las autoridades municipales tumban la cerca de alambre y construyen la pared perimetral, para proteger las instalaciones y ese mismo año se lleva a cabo un Campeonato Nacional Infantil donde a su inauguración asiste el Presidente de la República Dr. Raúl Leoni, con su esposa.

En 1980, se instala el sistema de iluminación con 8 torres de alumbrado, 6 torres con capacidad para 4 reflectores y 2 torres con capacidad para 5.

Entre 1980 y 1984, la municipalidad construye dos tribunas y debajo de ellas los dogauts y sanitarios, oficinas y una cantina, así como una pared para delimitar la zona de cuadrangulares; quedando detrás de esta pared una extensión de terreno sobre la cual desde el año 2005, existe un proyecto para la construcción de un Mini Complejo Deportivo, para la categoría “Semillitas”, entre otras instalaciones deportortivas.

En 1987, una vez mas, los deportistas turmereños vuelven a sufrir la amenaza del despojo, es así como en la prensa de la época (diario El Siglo 1987), se difunde la noticia de que se llevará a cabo una marcha promovida por la asociación “Amigos del Deporte Turmereño”, con la finalidad de manifestar el disgusto de la comunidad por la evidente posibilidad de que sea demolido el Estadio “José Pérez Ramos”, única instalación deportiva que tiene Turmero, donde se han formado grandes valores del béisbol y el fútbol, debido a que aquellas manos a las cuales fue a parar el campo deportivo, aprovechándose de que no existían documentos de la primera donación pretendieron mediante un litigio despojarnos del terreno, el cual completaría un espacio físico donde se aspiraba construir una urbanización, a pesar de que este señor en acto político realizado en el Cine Capitol durante el año 1973, públicamente y con el ánimo de captar votos durante la primera campaña electoral del Ex-Presidente Carlos Andrés Pérez, lo había donado nuevamente. 

"Es extraña la ligereza con que los malvados creen que todo les saldrá bien". Víctor Hugo (1802-1885) Novelista francés

En el mes de agosto de 1990 y para calmar la angustia de los deportistas de la comunidad turmereña, en uso de las atribuciones que le conferían la Constitución Nacional, la Ley de Expropiación por Causa de Utilidad Pública y Social, la Ley Orgánica de Régimen Municipal y de la Ordenanza sobre Régimen Legal Transitorio, durante la inauguración del VII Campeonato Nacional de Béisbol Pre-Junior, el Ex-Alcalde del municipio Santiago Mariño, Prof. Efrén Rodríguez Martínez, decretó su expropiación, por causa de utilidad pública y social, haciéndose efectiva según Decreto Nro. 14, publicado en la Gaceta Municipal  Nro. 9/90 EXTRAORDINARIA de fecha 21 de agosto de 1990, donde según su artículo primero se declara zona especialmente afectada su área de terreno el cual mide veintisiete mil doscientos cincuenta y tres metros cuadrados con setenta y un centímetros cuadrados (27.253,71), llevándose a cabo el juicio expropiatorio durante el cual se realizó el avalúo correspondiente y, luego, se acordó pagar el monto en cuatro cuotas, quedando éste totalmente cancelado con el pago de la última en el siguiente periodo de gobierno municipal. Cabe destacar, que según dicho decreto el terreno del estadio está destinado, exclusivamente, a uso de Equipamiento Urbano “P” que significa zona para uso exclusivo de parques y deportes, que comprende áreas destinadas a instalaciones deportivas y recreacionales, sin que sea posible cambiar su zonificación, por mandato del artículo 46 de la Ley Orgánica. En el caso específico que nos ocupa, esta es la única área de equipamiento intermedio (EI) existente, destinada a deportes en nuestro municipio, quedando aprobado en el Plan Rector de Desarrollo Urbano del Área Metropolitana de Maracay, (Resolución del Ministerio de Desarrollo Urbano Nro. 388 de fecha 09 de noviembre de 1987), publicado en la Gaceta Oficial Nro. 4024 EXTRAORDINARIA del 14 marzo de 1988, en el cual se señala, además, que se mantendrá intacto por décadas.

En el I Censo del Patrimonio Cultural Venezolano que se realizó en la región centro oriente del país, específicamente en el Municipio Santiago Mariño del estado Aragua, por ser el Estadio “José Pérez Ramos” un campo deportivo donde asisten niños y adolescentes para la práctica deportiva y con ello contribuyen con su adecuado desarrollo físico y mental, es incluido en el Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano 2004-2006 y decretado Patrimonio Cultural, según Resolución Nro. 003-05 de fecha 20 de febrero del 2005.

Desde que en el 2005 se introdujeron los proyectos para la construcción del Mini-Complejo Deportivo, ninguna de las autoridades municipales los han ejecutado y es ahora cuando nos enteramos, por movimientos de tierra que se realizaron en el terreno a principios de año, que supuestamente deslindaron esa área y le cambiaron el uso para construir allí, un centro comercial, con inversión mixta.

Con ello, están amenazando los sueños que por mucho tiempo han albergado los deportistas, jóvenes y niños, entrenadores, padres y representantes sobre nuestro querido estadio, donde por años se ha practicado béisbol, fútbol y atletismo, y que hoy día no han podido hacerlo en las noches por falta de alumbrado, puesto que, con la pretendida construcción del centro comercial, además de desaparecer la pizarra, causaron daños al cableado de las torres de iluminación, lo cual constituye una evidente agresión al patrimonio municipal.

La comunidad turmereña viéndose otra vez amenazada, por el mutilamiento del terreno de su estadio “José Pérez Ramos”, se ha organizado emprendiendo una serie de acciones, para que sea restituida la iluminación, la pizarra y se construya el Mini-Complejo Deportivo tan ansiado por todos, en el espacio donde se pretende construir un centro comercial.

 

Escrito por: Dulce María Tosta .   
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
https://www.dulcemariatosta.com

Volver